Como hacerle el amor a un hombre

Para hacer el amor utilizas tu cuerpo, ¿verdad? Por eso precisamente tienes que examinarlo a la perfección, hasta el último detalle, ya que, además, tarde o temprano lo compartirás con otra persona. Si tú no te conoces, ¿cómo pretendes que tu pareja adivine lo que deseas? La mayoría de las personas han visto mejor el cuerpo desnudo de la pareja que el propio. Y es primordial conocerse para dar a entender a tu pareja lo que te apetece, para darte plenamente . Mírate desnudo /a, explora tus genitales y, por supuesto, ten la curiosidad de aprender algo más sobre cómo es el cuerpo del sexo contrario. Casi siempre, las dudas relacionadas con la sexualidad, los problemas o disfunciones sexuales, aparecen porque no somos dueños de nuestro propio cuerpo. Se lo entregamos a nuestra pareja con mucha más facilidad de lo que nos lo damos a nosotros mismos, y eso es un error. No nos conocemos, y esto les ocurre, en mayor medida, a las mujeres. ¿Y por qué a ellas precisamente? Es sencillo : los chicos tienen sus genitales a la vista, desde que nacen están en contacto con su pene, lo tocan a diario… Además el niño aprende a convivir con sus erecciones, ve cómo el pene se pone duro y hasta descubre que acariciarlo en determinadas circunstancias le resulta agradable.

Posturas amorosas – como hacerle el amor a un hombre

Si echas un vistazo a algún libro especializado en el tema, te aburrirás de ver posturas posibles (¡ y también imposibles!) para realizar el coito, aunque lo normal es que sólo se usen unas pocas e, incluso, hay parejas que optan por una o dos favoritas a lo sumo. Ya sabes que el límite a la hora de hacer el amor sólo lo tenéis que poner vosotros y que podéis experimentar cuanto queráis. Hay posturas que requieren tanto esfuerzo que aunque no sean placenteras en sí, sólo conseguirlas es ya estimulante… El caso es que puede resultar un juego divertido y diferente probar a hacer de contorsionistas, aunque luego volváis a vuestras posiciones favoritas, que, evidentemente, son las que os producen más placer.

como hacer el amor a un hombre

HOMBRE ENCIMA
Ésta es la famosa postura del «misionero»: la mujer está tendida de espaldas y el hombre sobre ella, cara a cara. Ella puede tener las piernas ligeramente abiertas, como si fuera una rana, estiradas o flexionadas las rodillas; también puede levantarlas hacia el pecho o colocarlas sobre los hombros del chico. Tened en cuenta que cuando la penetración es muy profunda, los empujes del pene dentro de la vagina tienen que ser suaves porque si se hacen bruscos el pene puede golpear el útero, provocando muchas molestias a la mujer. Si al hacer el amor sientes unos pinchazos fuertes en la zona del abdomen, o algo parecido al dolor de volváis a vuestras posiciones favoritas, que, evidentemente, son las que os producen más placer.

En todas las posiciones , cuanto más se acerquen las piernas al pecho más profunda será la penetración vaginal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>